Casi un centenar de ciclistas se dieron cita este fin de semana en la II BTT Nocturna LuciernÁbula, una prueba no competitiva de ciclismo de montaña celebrada a lo largo de 52 kilómetros entre el Puerto de La Ragua y Abla, y organizada por el Club Excursionista Montenegro y el club MTB Los Panzones.

La totalidad de los ciclistas inscritos (95) completaron una ruta no competitiva de 52.5 kilómetros en la que se llevaron a cabo varios reagrupamientos para esperar a los más rezagados. No hubo incidentes de consideración, tan solo algunos pinchazos y caídas leves propias de recorrer un trazado exigente de nivel técnico medio-alto.

Los participantes, que recibieron una bolsa con obsequios en el punto de partida, el complejo deportivo de Montagón, fueron trasladados en autobús hasta el puerto de La Ragua, iniciando la prueba a las siete de la tarde para atravesar toda la cornisa sur de la Sierra Nevada almeriense, a 2.000 metros de altitud.

Dos horas más tarde tuvo lugar un avituallamiento ofrecido por el Ayuntamiento de Abla en las inmediaciones del área recreativa de El Serbal, compuesto de bebidas isotónicas, fruta y dulces caseros de la zona. Posteriormente, y con la luna llena como testigo durante el descenso, fueron recibidos con aplausos a su paso por los núcleos urbanos de Abrucena y Abla hasta llegar al Parque de La Merendica hacia las once de la noche, punto de llegada en la que los participantes disfrutaron de una merecida cena y se divirtieron hasta bien entrada la madrugada con la música del grupo local Clímax. Los organizadores de la prueba han agradecido la colaboración de los patrocinadores y del Ayuntamiento de Abla para consolidar un evento que combina deporte y turismo en un marco incomparable.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre