El deporte es lenguaje universal y futuro. Léxico universal porque permite conocer a personas de todo el mundo y devenir por la posibilidad de educar en valores como el compañerismo, la generosidad y la empatía.

Son muchos los que piensan, especialmente en el caso de los deportes de contacto, que la competitividad se ha adueñado de la vida de los deportistas y dejan a un lado la generosidad para centrarse en la posibilidad de ganar. La imagen es clara. Tener que elegir entre distintos equipos para odiar a los demás, comprobar las estadísticas solo para reírse del rival o poner al límite las normas. Y la ética. Aparece en televisión, en las redes sociales y hasta en las conversaciones familiares. Muchos emplean el deporte como forma de odio, lo vinculan a la política y a la lucha de clases y ejercen la violencia que no pueden ejercer en al calle.

Existe otro tipo de deporte, sin embargo, menos mediático y, sin embargo, más deporte. En el caso de actividades físicas como el atletismo, ciclismo, natación o senderismo el compañerismo es protagonista. Se puede ver en la entrada a meta de una carrera popular pero también en una prueba internacional de atletismo. La base del éxito no es el contacto sino la educación y el buen hacer de los que estuvieron en los inicios. 

Carrera Popular Ciudad de Roquetas | TRI-Sport

En este caso, los entrenadores juegan un papel fundamental. Casi tanto como los profesores en la escuela. Tengan la edad que tengan, los deportistas neófitos ven a su mentor como un objetivo a alcanzar, un estado que deben conseguir.

Por este motivo, una buena planificación es esencial. Plasmar propósitos de forma unidireccional y aplicar el concepto de progresividad, sin cronómetros, son algunas de las opciones. De esta forma evitares problemas en forma de lesiones, estancamiento o fatiga crónica.

En este sentido, también es muy importante el tiempo de descanso y dejar a un lado las horas de gimnasio para aprender a conciliar con nuestra vida social y familiar. Atendiendo al artículo científico elaborado por el licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporta y Maestro Especialista en Eduación Física, Antonio Rafael Corrales Salguero y publicado en EsmásF, Revista Digital de Educación Física, el protagonismo del deporte en la educación es esencial pero también lo es la transmisión de valores.

Media Maratón Ciudad de Almería | TRI-Sport

Durante muchos años se ha entendido la práctica deportiva como una excelente vía de promoción y de desarrollo de valores sociales y personales. Pedagogos, profesores y demás profesionales vinculados a la educación lo han puesto de manifiesto. En la actualidad, los valores educativos del deporte son aceptados mayoritariamente, aunque también son criticados por el uso excesivo que se hace a la competición. 

Los valores extrínsecos a la práctica deportiva están determinados por nuestra cultura, que no es otra que la de la televisión y medios de comunicación, que aboga por la obtención rápida de resultados, la competitividad, la importancia del  fracaso o el consumismo. Es por ello que muchos deportistas optan por el deporte con carácter lúdico, recreativo y abierto a la participación de todos y todas.

Las imágenes que acompañan a este texto dicen todo lo contrario. No es necesario no especializarse ni dejar la competición a un lado, sino la empatía y el conocimiento de nuestras posibilidades deportivas. El compañerismo en el deporte sigue vivo, aunque algunos se empeñen en enterrarlo.

 

 

 

 

 

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre