Su ritual es verse cada domingo a las ocho de la mañana en La Cascada de Alhama de Almería y desde allí emprenden la ruta, generalmente por la Sierra de Gádor. El Club Ciclista Rueda Ancha es la referencia del ciclismo en el Andarax y varios de sus miembros emprenden ahora una aventura de casi 1.400 kilómetros hasta Santiago de Compostela.

El Camino les espera, en su recorrido mozárabe, el más largo de cuantos existen en la península Ibérica. Concretamente, 1.395 kilómetros que recorren anualmente más de medio millar de peregrinos desde el kilómetro cero, situado en la Plaza de la Catedral de Almería. Ellos lo harán con una vieira conmemorativa bajo el sillín de la bici.

Los ciclistas de Rueda Ancha se incorporarán a la ruta en el curso por el valle del Andarax. El camino parte desde el corazón de la capital y por calle de las Tiendas despide a Santiago en su iglesia para seguir por calle Murcia (en lugar de por calle Granada, debido a la orientación del tráfico), hasta las ramblas Amatisteros e Iniesta. Por Villa Inés y El Cercado se adentra en Huércal de Almería, si bien la Asociación Jacobea de Almería-Granada Camino Mozárabe está recuperando el antiguo camino por la carretera de Alhadra, de inminente apertura. Los siguientes pasos del camino son Pechina, Rioja, Quiciliana (en el término municipal de Gádor) y Santa Fe de Mondújar, y ahí será donde nueve integrantes de Rueda Ancha se lanzarán a su aventura en busca del Apóstol.

José Luis Valverde, presidente del club, encabeza la aventura a Santiago. | Foto-Deporte.com/TRI-Sport

José Luis Valverde, presidente del club alhameño, encabeza el grupo de peregrinos en bicicleta en el que estarán los dos precursores de la idea, José Rodríguez, que tenía en mente realizar el camino en solitario, y David Martínez, a quien también le rondaba la misma idea por la cabeza. Con ellos, Jesús Valverde, Gabriel Martínez, Vicente Martínez, Gaspar Matillas, Miguel Ríos y Manuel Ángel Gallardo, que actualmente se encuentra lesionado tras una caída, pero que espera estar recuperado para el inicio del camino, el próximo 19 de mayo.

“Todos los años tenemos la costumbre de hacer una ruta de cuatro o cinco días por el puente de mayo”, relata José Luis Valverde. Sevilla o las Alpujarras han sido destinos anteriormente, pero “al haber dos compañeros que querían hacer el camino nos empezó a picar el gusanillo”, reconoce el presidente. Hacen el camino como “un reto personal” y todos y cada uno de ellos se buscó la vida para coger vacaciones. “Ya no hay vuelta atrás”, dicen.

Detalle de la vieira que portarán los ciclistas bajo el sillín. | Foto-Deporte.com/TRI-Sport

Desde que se propusieron salir desde Almería (antes no sabían si realizar el camino entero o solo una parte), empezaron a subir progresivamente el número de kilómetros en sus salidas. De 40 pasaron a 50, luego a 60 y las etapas las hacen ya sobre los 100, 110 y 120 kilómetros. “Entrenamos mucho, cada uno cuando sale cuando puede y lo permite el trabajo, o hace rodillo o spinning”, explican.

De Alhabia, el Camino Mozárabe de Santiago de Almería a Granada seguirá su curso por Alsodux, Santa Cruz de Marchena, Alboloduy, Nacimiento, Doña María y Ocaña en Las Tres Villas, Abla, el término municipal de Abrucena y Fiñana. Ya en suelo granadino, Huéneja, Ferreira, Dólar, La Calahorra, Alquife, Jerez del Marquesado, Cogollos de Guadix, Guadix, Purullena, Marchal, Cortes y Graena, La Peza, Quéntar y Dúdar antes de desembocar en Granada.

Allí, en el jardín del convento de las Comendadoras de Santiago, está el kilómetro 200 del Camino Mozárabe de Santiago de Almería a Granada, explica a TRI-Sport Mercedes Murillo, presidenta de la Asociación Jacobea de Almería-Granada Camino Mozárabe, que nació en 2014 para dar continuidad a los trabajos anteriores de voluntarios para poner en valor y recuperar el camino desde Almería y crear una red de alojamientos entre Almería y Granada. Ya hay 36 establecimientos y siete albergues y siguen trabajando en más. Como asociación, cuentan con más de 150 miembros.

La Asociación Almería Jacobea acompañó al club Rueda Ancha en Alhama. | Foto-Deporte.com/TRI-Sport

De Granada a Mérida, continuando por el Camino Mozárabe, y allí los peregrinos de Rueda Ancha engancharán con la Vía de la Plata. La propuesta inicial era entrar en Santiago por el Camino Sanabrés, aunque finalmente han optado por el tradicional Camino Francés en Astorga (León). Van con sus bicicletas y una furgoneta con un remolque para diez bicis en la que llevarán todo el equipaje y en la que realizarán la vuelta hasta Alhama. Al volante se harán turnos que les servirán también de descanso entre dar pedales.

Por el camino, pisarán bastante asfalto, sobre todo en la zona de Andalucía y Extremadura, puesto que el camino obliga a ir andando en muchos sitios. “Aunque no sea el mismo, porque hay una vereda estrecha o escalones, pero sí hay caminos alternativos muy cercanos y paralelos, y así tampoco estorbamos mucho a los peregrinos que vayan andando”, comenta José Luis Valverde, pero “cuando lleguemos al francés sí lo haremos estrictamente por el camino, aunque tengamos que echarnos la bici a cuestas”.

Para cada uno de los participantes de esta aventura, el coste estimado será de unos 50 euros diarios, para comida y alojamiento, además de los gastos que se deriven del mantenimiento de la furgoneta. El descanso lo harán en hostales. “Al ser nueve, no podemos meternos en cualquier sitio, y los peregrinos de a pie tienen preferencia en los albergues. Así que preferimos ir sobre seguro y a hostales para no quitarle el sitio a la gente que vaya andando. En bici es más fácil hacer diez kilómetros más que andando”, explica Valverde.

Nueve integrantes del club recorrerán casi 1.400 km en bicicleta. | Foto-Deporte.com/TRI-Sport

Antes de emprender el Camino, los Rueda Ancha tienen también palabras para Francisco Rodríguez Leiva, “un compañero que ha sido nuestro mentor para hacer el camino; él lo hizo por una promesa personal desde Cabo de Gata a Finisterre, con alforjas, y cuando tenemos alguna duda le preguntamos a él”.

Como club, el Rueda Ancha tiene poco más de una decena de años de vida. Con apenas una treintena de socios, que están “a las duras y a las maduras”, son referentes en la comarca y se muestran orgullosos de que dos de sus ciclistas hayan dado el salto a un ciclismo más competitivo en el que no dejan de acumular éxitos. “Para nosotros es un honor que de nuestra cantera de club hayan salido dos campeones como Juan Carlos Madrid Mazo o Nicolás Mercader. Nosotros decimos que los tenemos cedidos; ellos llevan muy a gala ser de Alhama de Almería y de Rueda Ancha y seguro que cuando ya dejen de competir dentro de muchos años vuelven con nosotros”.

Para formar parte del club, la cuota es simbólica, de 20 euros al año, para mantener la cuenta abierta o gastarlo en una comida o equipaciones. La mejor manera de contactar con el club es a través de redes sociales o, directamente, estar un domingo cualquiera a las ocho de la mañana en La Cascada, desde donde emprenderán la ruta, generalmente por la Sierra de Gádor.

Imagen principal: Foto-Deporte.com/TRI-Sport

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre