Antonio Jesús Casimiro, preparador físico y profesor de la UAL. | Grupo Multidial

El conocido preparador físico almeriense y profesor de Educación Física de la Universidad de Almería Antonio Jesús Casimiro ofreció en la tarde del martes día 6 de noviembre un encuentro cercano, interesante, ameno y, sobre todo, didáctico, en la Biblioteca Pública Francisco Villaespesa de Almería, en la que hizo hincapié en la importancia de la actividad física, sea cual sea la edad que se tenga, acompañada de un buen estado emocional.

El evento, de carácter gratuito, organizado por la Asociación Proyecto Mariposa de Terapias Complementarias para el tratamiento del Cáncer, bajo el título “Cuerpo y Mente en movimiento (menos pastillas y más zapatillas)” fue presentado por algunos de los integrantes del Proyecto en Almería, quienes elogiaron la labor e implicación con la salud tanto a nivel profesional como personal de Antonio con la sociedad almeriense, definiéndole como “un enamorado de la salud, del deporte y de la vida”.

Concienciado ya desde sus años en el INEF de Madrid en los ochenta, donde trabajó con gente afectada por el aceite de colza, vio en el deporte y en la actividad física la ayuda necesaria para mejorar la salud. Hoy, y desde hace muchos años, emplea su energía en ayudar a la gente a buscar ese equilibrio saludable sin importar su estado de salud, su dolencia o su edad trabajando en contrarrestar la actual vida sedentaria que nos sumerge y aplasta día tras día (actualmente principal causante de la mayoría de los problemas de salud que llegamos a padecer) en el que impera la inmediatez de las cosas, la inactividad y el falso “confort” que nos ofrecen los nuevos “adelantos”.

Antonio, o “Tato”, como le conocen la gente que ha tenido la suerte de acercarse a él, mostró su energía y simpatía en una conferencia en la que puso de manifiesto la relevancia no solo de la actividad física a cualquier edad, sino importancia de ir complementada con un buen estado emocional, puesto que “debemos liberarnos de la olla a presión en la que vivimos por culpa del estrés y la rutina sedentaria”. Para ello propone “pararse para repararse” y tomar aire, disfrutar de tiempo para nosotros mismos, escuchar a nuestro cuerpo (“lo que el cuerpo me grita es lo que el alma me susurra”, afirmó) buscando ese equilibrio holístico entre el bienestar físico y el interior.

Y es que la salud de cada persona depende de su estilo de vida. Y sin darle la importancia que merece este razonamiento las personas se cargan de lastres emocionales que van sumergiéndoles cada vez más en una rutina de infelicidad, malestar emocional y deterioro físico que se va manifestando en todo tipo de enfermedades y dolencias.

Para ello, Antonio propone potenciar esos agentes defensivos naturales que se activan y regeneran a través de una buena alimentación (colorida, variada y natural), encontrar una serenidad interior y una adecuada actividad física acorde a nuestro propio estado de salud de forma personalizada, lo que él mismo denomina “las tres A: Aceptar, Atender y Atreverse”. Aceptar que necesitamos un cambio de actuación y de mejora en nuestra propia salud, Atender a lo que nos dice nuestro cuerpo aprendiendo a escucharlo y Atreverse a salir de la zona de confort en la que estamos atascados y dar ese primer paso hacia un camino que poder recorrer en la mejora de nuestra salud creando una nueva relación con el cuerpo.

Antonio, como preparador físico a nivel profesional, recordaba que el cuerpo está hecho para moverse; y que es la propia naturaleza del ser humano la que nos pide esa actividad. A través de su experiencia en uno de los múltiples programas en los que se ha involucrado de manera activa, demuestra que no importa la edad para mantenerse saludable. Ya que ser físicamente activo durante todos los días durante al menos media hora, junto con un control de nuestro peso y una sana alimentación (sobre todo con vegetales y poca carne roja evitando la carne transformada), es la base para un óptimo estado de salud y la mejor prevención contra el cáncer.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre