La Marcha Cicloturista Martínez Oliver-Las 4 Cimas contó con dos invitados de excepción, Miguel Indurain y Abraham Olano. TRI-Sport consiguió una entrevista exclusiva con ambos, grandes estrellas del pelotón internacional en la década de los 90, a su llegada este sábado al municipio de Gérgal después de ascender en 166 kilómetros Calar Alto, Castro de Filabres, Velefique y de nuevo Calar Alto y antes de sentarse a una sobremesa con el resto de corredores participantes en esta nueva edición de la marcha que organiza Juan Martínez Oliver a través de su Unión Ciclista.

El primero, cinco veces ganador del Tour de Francia de manera consecutiva (el primero en conseguirlo, entre 1991 y 1995), dos veces del Giro de Italia (1992 y 1993), campeón del mundo contrarreloj en 1995 y campeón olímpico también contra el crono en 1996, además de haber estado en posesión durante dos meses del récord de la hora en 1994, además de haber subido al podio en el Mundial de ruta, la Vuelta a España o el propio Giro. El segundo, el primer ciclista masculino en proclamarse campeón del mundo en ruta y contrarreloj, además de ganar una Vuelta a España y subir al podio también en el Giro de Italia.

«Lo había visto por televisión y se hablaba de que era duro, pero el último puerto se me ha hecho muy largo» (Indurain)

Tanto Indurain como Olano sudaron de lo lindo en Las 4 Cimas. «Yo lo había visto por televisión y se hablaba de lo duro que era, pero ya el último puerto se me ha hecho muy largo«, reconocía Indurain, que afirmaba haber puesto su habitual ‘marcheta’ en el primer puerto. «He puesto la ‘marcheta’, pero los jóvenes de hoy tiran mucho y les gusta este tipo de marchas. El segundo y el tercer puerto ya se me han atragantado y el cuarto se me ha hecho largo, yo he seguido con mi ‘marcheta’ a intentar acabar lo más decente posible», comentaba a su llegada al Pabellón de Deportes de Gérgal.

Por su parte, Olano ya conocía parte del recorrido porque organizó una de las etapas de la Vuelta a España que pasaba por Velefique y Calar Alto y que ya recorrió en otra edición de la Marcha Cicloturista. «Ahora hay dos puertos más, ya subes desde la salida y no tienes margen para recuperar y con el calor que ha hecho se ha notado», comentaba el ciclista.

«Juan (Martínez Oliver) te hace un homenaje con trampa, te invita a venir y luego te mete esta paliza que te deja doblado» (Indurain)

Para Indurain, estar en Almería supone «apoyar a Juan Martínez Oliver, un compañero nuestro, que nos hace un homenaje con trampa, porque te invita a venir pero luego te mete esta paliza que acabas doblado«, explica entre risas, pero «es algo bonito, porque es un deporte que nos gusta, que está de moda, haces turismo y te da la oportunidad de conocer sitios a los que si no difícilmente vendrías y al final puedes disfrutar de estos recorridos«.

«Es una forma de homenajear a los cicloturistas y aficionados y agradecerles todo su apoyo» (Olano)

Olano añadía que «es una forma de homenajear a los cicloturistas y aficionados que han participado en Vueltas a España y Tours de Francia viniendo a animarnos a las carreteras, y de esta forma podemos pedalear con ellos y que vean que somos dos personas más que andamos en bici y disfrutamos de este deporte y que esta es una forma de agradecerles todo el apoyo que nos han brindado durante nuestra carrera deportiva«.

«Esperamos que ellos disfruten como lo hicimos nosotros, pero sobre todo respetando las normas de tráfico» (Olano)

Desde el punto de vista del cicloaficionado, «habrá gente que disfrutará de estar con nosotros porque para ellos será una gozada y otros que querrán demostrar que andan más que nosotros, que estamos ya en otra faceta. Cuando aprietan, nosotros levantamos el pie. Nosotros lo que esperamos es que ellos disfruten como nosotros lo disfrutamos en nuestro momento y creo que hicimos disfrutar«, pero sobre todo que lo hagan «respetando las normas de tráfico, que los sustos son muy graves«.

Indurain reconoció que le hubiera gustado que «en mi época hubiese habido más marchas como esta y haber participado en ellas, porque antes no se hacían», ya que es una forma de unir al deportista de élite con el aficionado. «Que ellos puedan estar con sus ídolos y salir en el mismo evento no es algo que se haga en otros deportes; en el ciclismo puedes hacerlo y tener un mano a mano con alguien a quien has admirado», explica.

Por último, Olano habló de los recorridos de la Vuelta a España, apuntando que en Almería todavía hay mucho por descubrir. «Siempre hay cosas nuevas que salen de interés para la Vuelta a España, pero es un coste muy importante y el gobierno que esté ha de tener interés en que esa zona sea explotada o se dé a conocer. Velefique, en su día, nadie lo conocía y es un puerto precioso para verlo en televisión, fue un descubrimiento muy bueno y ha traído a muchos ciclistas a entrenar aquí«, concluye.

Imágenes: Tito Sánchez Núñez/TRI-Sport

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre