Así podría arrancar cualquier carrera popular que pase de los 10 kilómetros del panorama nacional antes del pistoletazo de salida. Y ahora la pregunta del millón es… ¿Cuántos de vosotros consideráis que vais entrenados a una carrera de más de 21 kilómetros?

Los últimos estudios dicen que solo el 27% está entrenado para hacer una prueba de 42 kilómetros y a medida que los kilómetros aumentan el porcentaje de personas preparadas disminuye. ¿Por qué ocurrirá esto? Será que un alto porcentaje de los deportistas populares tenemos una extraña adicción a realizar pruebas por encima de nuestras posibilidades

Estar entrenado no es solo hacer muchos kilómetros, y más, cuando gran parte de ellos son de forma descontrolada y podríamos decir que incluso ‘kilómetros basura’ en muchas ocasiones. Estar entrenado es mantener una coherencia entre los pilares básicos del entrenamiento y la coherencia a la hora de seleccionar carreras en el calendario. Es tener un buen descanso, es alimentarse bien durante todo el programa de entrenamiento o seleccionar de una manera más o menos acertada las tiradas y rodajes que vamos a tener durante la semana. Las sesiones de series, cambios de ritmo, de tiradas largas y de fuerza o ejercicios complementarios.

Una combinación lógica de estos tres pilares es estar bien entrenados y eso es necesario para el mantenimiento y duración de la práctica deportiva que estemos desarrollando. Desde la Comunidad Vidasana os sugerimos que hagáis análisis de conciencia y os preguntéis si estáis o no entrenados para la siguiente prueba. Si es sí, ¡felicidades! Que dure mucho y se mantenga la pasión y la motivación durante muchas temporadas. Pero si tu respuesta es no, por favor, intenta ser más coherente en tus decisiones, selecciona mejor tus prioridades y hazte un favor hoy mismo. Coge un papel y un boli, o el bloc de notas de tu móvil y apunta lo siguiente:

1º ¿Cuántas horas tengo a la semana para hacer mi deporte favorito?

2º ¿Por qué me gusta practicar este deporte?

3º ¿Le dedico el tiempo que se merecen a esos tres pilares básicos del entrenamiento?

Si la respuesta es sí, ¡genial! Pero si la respuesta es no, intenta solucionarlo y darle otro enfoque, tu cuerpo te lo agradecerá. Los estudios nos dicen que el 93% de las lesiones de un corredor (por poner un ejemplo de un deportista) se podrían haber evitado escuchando más al cuerpo. Yo creo que este porcentaje es incluso mayor, y sobre todo hoy día que vivimos en un mundo en el que todo está más accesible que nunca, la información, los deportes, las carreras y un sinfín de cosas que en ocasiones se pueden interpretar de manera distorsionada.

Cuando entreno a mis deportistas intento que estos comprendan cómo se van desarrollando las capacidades físicas de nuestro cuerpo. Cómo los músculos necesitan de un tiempo para fortalecerse y cómo los huesos necesitan otro; cómo los tendones, ligamentos y sistema cardiovascular se van desarrollando durante cada entrenamiento, cada prueba deportiva que realizamos y cada retirada, lesión o abandono que sufrimos durante las diferentes temporadas.

Hace años me dijeron una frase que a día de hoy sigo manteniendo: «No hay que quemar kilómetros por gusto o apuestas de bar, porque carreras hay muchas, pero cuerpo uno solo». Lo cierto es que no sé si me la dijeron o me ha surgido como inspiración mientras escribo estas líneas.

El resumen de todo esto es que a las carreras hay que ir ‘entrenao’.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre