Los días se entrelazan continuamente entre entrenamientos, carreras y salidas organizadas, en muchas ocasiones estas salidas se vuelven caóticas y sin un control de distancia desnivel ni entrenamientos, esto hace que vayamos descontrolados al finalizar la temporada si es que podemos separar una de otra, porque… seamos realistas, las temporadas de los corredores populares en muchas ocasiones es casi inexistente… En Almería hay más de 300 carreras al año entre circuitos de carreras populares, circuitos provinciales, duatlones, triatlones y carreras de bicis, el calendario se encuentra saturado… en ocasiones he visto carreras hasta días entre semana, sin contar que varios fines de semana al año se celebran cuatro o cinco carreras a la vez.

El año tiene 365 días y 52 fines de semana, sinceramente. ¿Podrías decir para ti, cuál es la temporada hoy día en la provincia? Yo no la conozco, pero hoy os voy a dar un dato para que forme parte de vuestra vida.

6 consejos básicos para cerrar la temporada

1- Analizar bien las carreras que haces durante el año, y las distancias de estas.

2- Prestar especial atención a la cercanía entre pruebas, ya que estas, van a marcar el que podáis encajar una carrera con otra.

3- No os dejéis influenciar por vuestros compañeros, amigos o conocidos que os invitan a realizar una carrera cada semana sin un descanso programado ni un entrenamiento enfocado a las distancias que corréis habitualmente. Las barras de los barres son focos continuos de creación de lesiones prematuras por malas decisiones.

4- A la más mínima molestia para y no fuerces la musculatura, si duele piensa que es un aviso del cuerpo y correr con molestias hoy, te puede suponer una lesión mañana.

5- Sé constante y progresivo, disfruta de cada distancia, ya que cada carrera es especial y si están muy unidas unas de otras, no las vas a poder disfrutar bien.

6- La experiencia es un grado. No quemes kilómetros, fortalece tus ligamentos, tendones, musculatura y articulaciones en general.

5 consejos básicos para comenzar bien la temporada

Aquí tenemos la joya de la corona. Cientos de deportistas dedican cientos de horas al año a entrenar de forma más o menos controlada y sin embargo no se sientan frente al ordenador a dedicar dos o tres horas durante un par de tardes para poder ver que carreras van a realizar durante el año.

1- Es de vital importancia centrar el calendario. Yo lo hago de la siguiente manera en dos o tres y otras dos o tres menos importantes.

2- A partir de ahí podemos seleccionar múltiples carreras intermedias que cumplan los requisitos en distancia, fecha y proximidad a las diferentes pruebas. Pero antes de esto último pensemos…

3- ¿Hemos descansado lo suficiente y trabajado una base o acondicionamiento deportivo de al menos ocho semanas?

4- Tenemos claro que debemos de seleccionar las pruebas acordes a nuestro estado de forma y nivel físico.

5- Entrena siempre una base sólida semanal de un mínimo de siete horas si quieres hacer carreras de más de una hora y media de duración, hazlo de forma coherente con el tipo de pruebas que haces. Asfalto, montaña, btt, bici de carretera, duatlones, triatlones…

Un buen ejemplo podría ser el siguiente pongamos tres corredores tipo.

El primero de ellos lleva 3 años corriendo en su primer año hizo varias carreras de 10 km superándolas sin demasiado esfuerzo ya que venía de salir en bici una media de tres veces por semana durante cinco o seis años atrás. Ahora en la actualidad hace una media de 50 km semanales va dos días al gimnasio y todos los meses acude al fisio para hacerse alguna descarguilla, ha corrido ya 5 medias maratones y alguna carrera de trail de unos 25 km y este año se plantea correr su primera maratón. Un corredor con este historial podría perfectamente correr en esta nueva temporada dos o tres medias maratones como objetivos secundarios y una maratón como objetivo principal. Si aparte decide hacer alguna carrera de montaña de algo más de 20 km con entrenamiento y constancia seguramente lo consiga y acabe en buenas condiciones. Eso sería un buen planteamiento para una temporada.

Si nos vamos al segundo caso ya la cosa se complica, el ejemplo es de una chica que corre por placer lleva poco más de un año, pero su amiga que lleva en esto toda la vida le ha metido el gusanillo de la competición, este año que entra quiere correr la media y al parecer van a ir juntas. Ese es su único objetivo, y aquí está la historia. Si lo plantea bien lo podría hacer sin mayores consecuencias el problema está en que si la termina y le gusta, debería dejar que su cuerpo descansase del duro esfuerzo y trabajar la fuerza, descansar unas semanas y no forzar la intensidad de los entrenamientos de la noche a la mañana.

El tercer caso es el de manual. Todos tenemos ese amigo motivado que acaba de llegar, lleva tres meses corriendo y ya quiere correr todas las carreras que se cruzan en los diferentes grupos de whatsapp en forma de cartelito… no respeta tiempos, ni kilometrajes, mucho menos control de los entrenamientos, las carreras para el son solo un trofeo para ser finisher de Instagram, Facebook o cualquier red social.

Pues bien, este es el Psicópata muscular y que atenta sobre su propio cuerpo. Esto debería estar penado de alguna manera. Nunca deberíamos de correr una media maratón en nuestros primeros tres meses, mucho menos un maratón en nuestro primer año, y que deciros de un Ultra.

Y la reflexión que os lanzo es la siguiente. ¿y tú? ¿Qué tipo de corredor o corredora eres?

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre