¿Qué desayuno antes de la competición?

El desayuno va a jugar un papel fundamental en el posterior rendimiento

0
285

Normalmente, antes de una competición se suele tener el desayuno, que va a jugar un papel fundamental en el posterior rendimiento.

El desayuno debe realizarse antes de dos horas previas a la competición y debemos cuidar mucho su composición. Aunque siempre recomendemos alimentos integrales y evitar los azúcares, en este caso taparos los oídos. Previo a una competición debemos realizar una carga de hidratos tanto complejos (almidón) como simples (azúcares), disminuyendo la fibra y las grasas debido a que pueden producirnos molestias gastrointestinales.

La bebida puede ser un café, descafeinado o no, aunque se recomienda con cafeína pero la cantidad que estemos acostumbrados, se puede añadir leche desnatada; otra alternativa es una infusión, pero recuerda que muchas son diuréticas, pudiendo aumentar la deshidratación y la frecuencia en ir al baño. Además, todo acompañado de un vaso o dos de agua.

En cuanto a los sólidos, el pan deberá ser blanco y los lácteos desnatados, lejos de las recomendaciones para los días de entrenamiento. Algunas alternativas son:

  • Tostada de queso fresco desnatado con miel o mermelada.
  • Tostada de requesón y miel.
  • Tostada de miel.
  • Gachas de avena con leche desnatada y miel.
  • Yogur desnatado con avena  y miel.
  • Bizcocho casero: 1 huevo, 1 clara, 20 g harina de avena, 1 yogur desnatado, 1 cucharadita de levadura, media cucharadita de azúcar. 15 minutos al horno a 180ºC.

La regla número 1 es que nunca pruebes cosas nuevas el día de la competición, no sabes cómo puede sentarte si no has probado nunca ese alimento previo a un entrenamiento. Hay que grabárselo a fuego porque luego llegan las madresmías. Todo lo nuevo que quieras introducir, realízalo en los entrenamientos.

Ponedlo en práctica y veréis como mejora la sensación de fatiga. ¡A desayunar como campeones!

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre