Cada día más ciclistas se hacen la misma pregunta: ¿Por qué se me duermen los pies en la bicicleta? Pues bien, puede haber varias respuestas a esa cuestión y aunque a muchos les parezca extraño, el hecho de perder sensibilidad en los pies durante unos minutos es una de las molestias más frecuentes para los deportistas. 

El adormecimiento de pies suele darse durante los meses de invierno, cuando los pies del deportista no están lo suficientemente protegidos del frío. Aunque las razones pueden ser otras bien distintas como:

A) No disponer del calzado adecuado

Un calzado que se adapte correctamente a la forma de los pies del deportista siempre es una garantía. Cada marca de zapatillas presenta una horma diferente con características concretas, por eso es conveniente dar con la que mejor se adapta a nuestras características físicas cuanto antes. De esta forma, evitaremos molestias y consecuencias como el adormecimiento del pie.

B) No colocar bien el pie

Este es un factor esencial para evitar el adormecimiento de pies. En la mayoría de los casos, por comodidad, los deportistas optan por adelantar las  calas. Un buen análisis y contar con la ayuda de un especialista nos ayudará a despejar dudas y problemas.

C) No acudir al especialista 

Si atendiendo a estos consejos, el adormecimiento de pies continúa, es hora de ponerse en manos de un podólogo deportivo capaz de diagnosticar la patología y responder con una solución. En la mayor parte de los casos son necesarias unas plantillas adaptadas a la fisionomía y características del pie.

Fuente: Triatletasenred 

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre