Triatletas en Red ha hecho una recopilación de los distintos tipos de triatleta que ha encontrado Matt Dixon en sus 20 años de experiencia laboral como entrenador. ¿Te reconoces en alguno de ellos?

El ejecutivo ocupado

El trabajador ocupado de una empresa de éxito o que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años es el primer tipo de triatleta que distingue Matt Dixon.

El incremento de responsabilidad y la aparición del estrés y la ansiedad lleva a muchos de ellos al deporte. En este tipo de casos, el triatleta no puede acabar los entrenamientos planificados por falta de tiempo lo que le lleva a cambiar horas de sueño por bici, natación o carrera a pie. Asimismo, seguir una buena alimentación también se convierte en un reto difícil si se viaja a menudo.

Para salir de este hoyo es necesario entrenar suave y sin estrés para recuperar la energía y la salud. Además, hacer una planificación adecuada en cuanto al ritmo de vida que se lleva no es un tema baladí. De esta forma se podrán maximizar las horas disponibles para hacer deporte.

El contador de calorías

Este tipo de deportista es bastante común. Seguro que en tu día a día te has cruzado con alguien que mira siempre por «mantener su peso» y que cree que su rendimiento en el entrenamiento mejorará si consigue bajar algunos kilos.

Este tipo de triatleta presta especial atención a la dieta lo que hace que su rendimiento en los entrenamientos se deteriore. Para mejorar la situación es básico restablecer unos correctos hábitos alimenticios y permitir un descanso. 

El obsesionado en los ritmos

Comprometido con la mejoría constante no  se permite perder un entrenamiento. Este tipo de triatleta es uno de los más competitivos, sin embargo, esa dedicación puede no producir los resultados esperados. Tras el éxito inicial, llega el estancamiento y una trampa para el deportista, que no ve la salida.

En estos casos puede venir bien un poco de desintoxicación para volver a introducir herramientas y aprender a emplearlas en su justa medida.

El campeón en entrenar

El deportista que nunca deja un entrenamiento sin hacer. Pero a pesar de toda la dedicación y el trabajo duro, las carreras acaban en decepción: los demás compañeros que, seguro que entrenan menos, ganan. Es común, en estas circunstancias, la pérdida de confianza, que las carreras se conviertan en pruebas personales y que se crea que la salida es entrenar más y más duro para conseguir avances.

Para llegar con la mejor preparación al día de la competición será clave diseñar una correcta combinación de sesiones, para que ayuden a la recuperación y nos permitan afrontar la sesión más importante de todas; la carrera.

El azaroso

Este es el deportista opuesto a las métricas, las frecuencias cardíacas y ritmos, al que le gusta entrenar sin seguir ningún tipo de plan.

Este tipo de deportista necesita una guía de entrenamientos y hábitos clave, en la que se permite cierta flexibilidad, pero que siguen una lógica para la progresión.

Fuente: triatletasenred.com

- Publicidad -

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Indtroduzca su nombre